¿Cómo limpiar tus zapatos y bolsos para garantizar un buen fondo de armario?

Zapatos de cuero
Para quitar la suciedad y los residuos, recomendamos utilizar un paño suave o un cepillo.
Frotar los roces con un paño suave con agua y sal, dejar secar a temperatura ambiente, nunca al sol, ya que puede causar decoloración.
Utilizar crema hidratante incolora, dejar que haga efecto y abrillantar con una gamuza o un cepillo.

Zapatos de ante
Recomendamos los cepillos con cerdas de metal, diseñados para la limpieza del ante, permiten levantar y limpiar el pelo. Es importante utilizar este cepillo con sumo cuidado, siguiendo siempre el contrasentido del pelo, limpiando mediante pasadas ligeras y cortas.
Para reavivar el color y si el zapato está muy sucio, se puede mojar el cepillo en agua con un chorro amoniaco.
Dejar secar a temperatura ambiente y después frotar suavemente en el sentido del pelo para peinar ligeramente la superficie.

Zapatos de terciopelo
El “terciopelo” se aplasta o se “despeina”, para evitarlo, conviene el cepillado diario, con cepillos específicos para ante. Para ello, recomendamos utilizar siempre un cepillo blando para el mantenimiento diario o duro para quitar por ejemplo el barro (siempre seco), estos cepillos siempre los aplicaremos en el sentido del pelo.

Zapatos de pitón
Para lograr una limpieza profunda, simplemente humedece un paño de algodón ligeramente con agua y luego aplícalo en la dirección de las escamas. Dejar secar a temperatura ambiente, no debe darles el sol.

Zapatos de charol
Recomendamos pasar paño húmedo y limpiar con limpiacristales, ya que la capa superficial de charolina lo permite.

Zapatos de raso o tejidos
Con la ayuda de un trozo de trapo de nylon, frotaremos toda la superficie del zapato, con movimientos circulares. De esta manera eliminaremos el polvo y la suciedad. Si después de esto necesita más limpieza, mojaremos entero con ayuda de un trapo el zapato con agua y detergente liquido de lavar lana. Dejaremos secar y meteremos papeles dentro para evitar arrugas. Dejar secar al aíre libre.

Limpieza del interior del zapato
Recomendamos primero mojar con un trapo con agua y jabón líquido de lavar lana. Dejar secar a temperatura ambiente. Hidratar con crema corporal.

* Los mismos consejos son aplicables para la limpieza de bolsos, de los citados materiales.